febrero 20, 2013

Destino Erasmus: Finlandia


Erasmus en Finlandia: 7 consejos para tranquilizar a tu madre

SERGIO RESECO

¿Vas de Erasmus a Finlandia? ¿Tienes miedo al frío o a dejar a tu mamá?

Tranquilos, Finlandia es uno de los países más organizados y seguros para viajar de Erasmus.

De alquileres económicos a estudiantes que te ayudarán en tus primeros días, Finlandia y sus ciudades universitariasson un destino cien por cien recomendable para ir de Erasmus.

Mamás, podéis estar tranquilas.

1. Los tutores: en muchas universidades, cuentan con tutores. Se trata de estudiantes finlandeses que ayudan a los recién llegados a hacer las gestiones típicas y a resolver dudas como cuándo es la fiesta de bienvenida.

2. ¿El inglés es suficiente? Si hablas inglés, puedes ir con tranquilidad. La gran mayoría de los jóvenes hablan inglés. Si te interesa aprender algo de finlandés, las universidades suelen organizar cursos para extranjeros.

3. Sábanas, colchones y muebles: Los apartamentos para estudiantes suelen tener los muebles básicos. Si quieres más, échale un vistazo al almacén de los edificios, donde se suelen dejar colchones, camas, mesas y más. Otra alternativa son las tiendas de segunda mano o IKEA, que ya desembarcó en tierras finlandesas.

4. Alquiler de pisos organizado y barato: Hay empresas que gestionan el alojamiento para estudiantes. Podrás organizarlo antes de viajar a Finlandia, habla con la persona responsable de la universidad. Los precios son bastante económicos: en Tampere, puedes alquilar habitaciones en pisos de estudiantes compartidos desde 200 euros.

5. ¿Aguantaré el frío? Si has decidido ir a Finlandia, probablemente no te asusta el frío. Si de todos modos estás con la mosca detrás de la oreja, la respuesta a si podrás resistirlo es SÍ. En la calle hace frío, pero autobuses y edificios están acondicionados para que puedas ir sin chaqueta. De todos modos, pasar un poco de frío es parte de la experiencia.

6. ¿Es caro? Finlandia no es barato. Sin embargo, para estudiantes hay gran cantidad de descuentos. El transporte es uno de ellos, así como los pisos de alquiler. Las cantinas de las universidades donde comerás suelen ser también más económicas que en muchos otros países.

7. Hay jamón, aunque sea caro. Llevarse un poco de jamón no es mala idea, si eres de los que no pueden vivir sin la gastronomía española. De todos modos, cada vez hay más productos de otros países, a precios elevados. El vino y el alcohol en general son caros, espera pagar más de 5 euros por un vino de mesa malo.

 

No hay comentarios:

Luces y sombras de los Países Nórdicos

Un par de reportajes de MaginalMedia sobre las claves del éxito de los Países Nórdicos y también la otra información que nos muestra just...