octubre 22, 2010

Música: Leningrad Cowboys

Hace años tuve la oportunidad de ver la película Leningrad Cowboys go America, algo así como una road movie con iconografía de comic y banda sonora de rocanrol. La foto del póster ya era un tanto demencial: Seis hombres en calzoncillos y camisa blanca tomando el sol en una playa, mientras otro, en traje oscuro, permanecía en pie al lado de un Cadillac, y otro más, sobre un ataúd, con una guitarra eléctrica; y todos con uno enorme tupé que parecía esculpido en un túnel de aire.
        
El tema era más o menos este: Un grupo de músicos finlandeses, una especie de Blues Brothers aun más pasados de rosca, intentaban conquistar al público norteamericano interpretando canciones de los 60 y 70. Pero lo más importante no eran las canciones (versiones al fin y al cabo) sino la imagen del grupo, sin duda el más estrafalario que haya habido nunca: tupés puntiagudos y engominados de medio metro de largos, al estilo unicornio, con zapatos a juego y vistiendo una especie de uniformes militares. El nombre mismo de la banda ya era una parodia de la situación de Finlandia en la sociedad de su tiempo, un lugar obligado a mantener el equilibrio entre un oriente y un occidente separados por el Telón de Acero.

Descaro, desafío y ganas de montar el numerito. Rocanrol en estado puro. Ante la impactante imagen de aquel grupo, pocos se fijaron en el nombre del director (¿quien se acuerda, por ejemplo, de los directores de los Hermanos Marx?), un tal Aki Kaurismaki que años más tarde se convertiría en el cineasta finlandés más reconocido internacionalmente, llegando a ser su película Un hombre sin pasado (Mies vailla menneisyyttä) candidata al Oscar en el 2003 (y ganadora del premio Luis Buñuel).

Españoles en Estonia

Madrileños por el mundo.  Situada en el norte de Europa y a orillas del golfo de Finlandia, Madrileños por el Mundo visita Estonia. ...